sismo26.09.2017(0)
Análisis: ¿Tendrán pérdidas las aseguradoras con el sismo?
LPOMoody's aseguró que el impacto del terremoto sobre todo el sistema financierio será mínimo. Los cálculos.

Los daños materiales ocasionados por los sismos recientes sacan a relucir el rol de las empresas aseguradoras en el proceso de reparación y compensación del deterioro de las propiedades y la infraestructura. En particular, este aspecto es relevante para la Ciudad de México, el área metropolitana más grande del país y el lugar donde se concentra la mayor actividad económica. Por este motivo, también es el área con mayor penetración de seguros.

Según lo afirmó Moody's en un reciente informe, debido a la magnitud de los destrozos las aseguradoras mexicanas enfrentarán pérdidas que reducirán su rentabilidad y sus niveles de capitalización. No obstante, como el valor catastrófico de lo asegurado en el área en cuestión constituye menos de 35% de la exposición total de las aseguradoras de México, el efecto del terremoto sobre los bancos mexicanos será muy limitado.

Dada la exposición de México a fenómenos de este tipo, las aseguradoras locales están más que preparadas para hacer frente a las consecuencias de un desastre de esta magnitud. Precisamente, estas empresas cuentan con un fuerte marco regulatorio de riesgo catastrófico así como una variedad de herramientas de mitigación de riesgos. En este sentido, las aseguradoras poseen reservas específicas por un monto de 20.6 billones de pesos para hacer frente a la ocurrencia de sismos.

Las aseguradoras poseen reservas por más de 20 billones de pesos y la magnitud del desastre impactará en su rentabilidad y niveles de capitalización. En los bancos el efecto será mucho más limitado. 

"Con ese fondo de reservas catastróficas se cubren todos los siniestros", señaló el experto de la industria de seguros de Moody's México en entrevista con LPO.

Adicionalmente, más del 80% de las coberturas de riesgo para terremotos son, a su vez, reaseguradas a través de fondos especiales compuestos por empresas internacionales. En pocas palabras, la cobertura es doble. Para complementar lo anterior, muchas empresas utilizan también otro tipo de estrategias de cobertura.

Como consecuencia de esto último, casi la totalidad de las pérdidas de las aseguradoras locales deberían ser mitigadas gracias los contratos de transferencia de riesgo que han sido establecidos. Estas ventajas, según aseguró Moody's, permitirá a estas empresas hacer frente a cierto nivel de pérdidas sin ver afectado su capital en forma significativa. La mayoría de los costos, de hecho, recaerá precisamente sobre los fondos de cobertura. Entonces, en el peor de los casos, implicará un aumento futuro de las primas de riesgo.

Otra ventaja para la industria de los seguros en México es que, pese a la dimensión de los daños, se calcula que el porcentaje de propiedades que cuentan con algún tipo de cobertura o seguro es realmente bajo.

"Se calcula que solo un 8% de las propiedades cuenta con protección. Esto se debe a una escasa cultura del seguro en México provocada, en parte, por el hecho de que la población desconoce sus beneficios", señaló el analista de Moody's

Además, destacó que, según la encuesta nacional de ingresos realizada en el marco del programa de inclusión financiera en 2012, el 42% de las personas entrevistadas que no tienen cobertura, se niegan a contratar un seguro por considerarlos muy caros. Por este motivo, luego de la secuencia de desastres naturales, las aseguradoras están considerando ajustar el costo de las primas para hacerlas más accesibles.

En cuanto al pago de los daños, ya se han cancelado algunos de los montos correspondientes de los clientes que habían contratado el servicio de cobertura.

"Las empresas actualmente están realizando búsquedas activas para averiguar cuáles de sus clientes han sufrido daños a sus propiedades y se están encargando de orientarlos para que gestionen los pagos", aseguró el analista de Moody's quien está en continua comunicación con las empresas aseguradoras.

El sistema bancario

En lo concerniente a los bancos, la agencia calificadora sostiene que las carteras formadas por los activos financieros que dichas instituciones poseen se mantendrán estables gracias al alto nivel de diversificación que caracteriza al sector bancario. A lo sumo, los sectores más expuestos a la caída del valor de los activos serán aquellos que tradicionalmente no cuentan con una cartera diversificada tales como las pequeñas y medianas empresas y los consumidores.

Teniendo en cuenta esto, se aclara que los préstamos bancarios a PYMEs y a consumidores representan tan solo un 10% del total por lo que los bancos no sufrirán un efecto significativo.

En lo concerniente a los créditos hipotecarios, el efecto será aún menor gracias a la presencia de seguros contra terremotos obligatorios, lo que no afectará los pagos mensuales. Asimismo, es preciso aclarar que las hipotecas residenciales en la Ciudad y el Estado de México representan tan solo un 9% de la cartera crediticia de los bancos. Claramente estos últimos se encuentran en una situación en la cual pueden resistir tranquilamente el deterioro de las carteras crediticias causado por el terremoto. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.