España09.10.2017(0)
La alcaldesa de Barcelona pidió a Puigdemont que no declare la independencia
LPOAda Colau pidió una salida "política" al conflicto. El documento con la hoja de ruta independentista.

 La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, advirtió a Carles Puigdemont que los resultados del referéndum del 1 de octubre no avalan una declaración unilateral de independencia.

Colau le reclamó en tanto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que descarte aplicar el artículo 155 de la Constitución -que determina la suspensión de la autonomía- y le pidió "responsabilidad de Estado".

Puigdemont tiene previsto avanzar mañana con la declaración de independencia. En la Generalitat tiene previsto realizar el acto a las 18 (hora de España) en el Parlament.

La alcaldesa leyó una declaración institucional tras un atril situado en la Galería Gótica del Ayuntamiento y con la presencia de solo una bandera, la de la ciudad de Barcelona. Allí, destacó que las últimas semanas son "extraordinariamente complejas tanto para Cataluña como para España" y remarcó que nos encontramos "ante la crisis institucional más grave que se ha producido en este país desde la recuperación de la democracia".

Colau recordó las últimas movilizaciones en las calles de Barcelona, unas reclamando la independencia, otras "las que apelan el diálogo" y por último las que defienden la unidad de España. "Todas son legítimas expresiones de la diversidad del país y merecen ser escuchadas".

Pero también remarcó que el pasado 1 de octubre "representa un antes y un después en la política catalana. Tanto por su magnitud -con más de dos millones de personas movilizadas en un contexto de represión policial- como por su trascendencia nacional e internacional".

"President Puigdemont, entiendo que el momento actual no es sencillo, que usted es un hombre de principios, que se ha presentado con un programa y que tiene unos compromisos con sus votantes. Soy consciente también de que el principal responsable del bloqueo actual es el inmovilismo del Gobierno español , pero estamos ante un contexto excepcional", dijo.

"Los resultados del 1 de octubre no pueden ser un aval para proclamar la independencia, pero constituyen la posibilidad de abrir un diálogo y una mediación internacional", dijo Colau y pidió gestos de distensión para "construir puentes, no para dinamitarlos".

Tras las palabras hacia Puigdemont Colau interpeló a Rajoy: "Usted y yo tenemos muchas diferencias, pero le pido por responsabilidad de Estado. Le pido que descarte aplicar el 155 y le pido que revierta la intervención actual de las instituciones catalanas y retire los efectivos policiales desplazados de forma extraordinaria. Para abrir un espacio de diálogo, hay que recuperar la normalidad institucional", dijo.

La alcaldesa solicitó dejar "las trincheras" y aseguró que "no es momento para el choque de trenes, es el momento del diálogo y de imaginar nuevos caminos", señaló.

La hoja de ruta hacia la independencia

La Guardia Civil incautó hoy un documento que establece la hoja de ruta del independentismo catalán. El texto, diseñado por Junts pel Sí pasa por la declaración unilateral de independencia y la creación de un nuevo Estado en dos etapas de gobierno.

El documento lleva el título ‘Enfo CATs Reenfocant el procés d´independencia per un resultat exitós' y fue rescatado por la Guardia Civil el 20 de septiembre en el domicilio de Josep María Jové Llado, secretario general de vicepresidencia, Economía y Hacienda detenido ese mismo día por una orden de un juzgado de Barcelona por un posible delito de sedición.

La Declaración Unilateral de Independencia "generará un conflicto que bien gestionado puede llevar a un Estado propio" porque, según los redactores del informe "el Estado español no reconocerá el derecho a hacer un referéndum, pero si lo ve todo perdido, lo hará hacer para que lo perdamos".

Esta determinación a no evitar el conflicto queda patente en otro apartado del informe en el que se dice textualmente: "El momento cuando haya una clara determinación ciudadana a darle apoyo y a implicarse activamente y con complicidad internacional, se ha de comenzar de una manera conservadora incrementando paulatinamente el nivel de conflictividad según la respuesta del Estado, bajo el liderazgo y con coordinación de todos los actores implicados y sin ningún genero de duda de acciones y calendarios".

La hoja de ruta de los independentistas establece tres objetivos importantes para lograr sus fines: sumar mayorías, inspirar confianza y trabajar con garantías. "Cumplir con los tres objetivos es el mínimo imprescindible para encarar con garantías de éxito", señala el texto citado por el diario El País.

Y además hace especial hincapié en la credibilidad internacional puesto que "precipitar una declaración de independencia sin haber trabajado a fondo estos valores la haría poco atractiva a los ojos de la comunidad internacional (estrategia vista internacionalmente como escrupulosamente democrática y que puede ser un socio fiable").

Sobre el discurso más apropiado para lograr sus fines aconsejan fortalecerlo "en las razones racionales y emocionales de un Estado propio más que en los agravios de España y con una estrategia de comunicación compartida por todos los actores soberanistas". Se planifican, también, las nuevas estucturas del Estado y las leyes de desconexión. Respecto a estas últimas contemplan la de transitoriedad jurídica, aprobada recientemente y derogada por el Tribunal Constitucional, así como otras imprescindibles para el funcionamiento del nuevo Estado.

El plan reconoce que hay que partir de las actuales estructuras ( Mossos d'Esquadra, CTTI, etc) y nuevas (Hacienda propia, agencia de protección social, poder judicial, etc) y que a todas ellas hay que dotarlas de financiación y personal. "Hemos de asegurar el funcionamiento mínimo imprescindible de todas las estructuras del Estado para gestionar la desconexión y el nacimiento del estado propio". Y para seducir a los indecisos propone pasar del "mejor unidos" al "mejor amigos" y de "romper España" a "ayudar a España".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.