Juan Pablo Castañón29.10.2017(0)
Castañón: "Hay un consenso de toda la IP para subir el salario, pero debe ser prudente"
Por Nadia LunaEl presidente de la CCE habló sobre la discusión salarial y los retos en medio de la discusión del TLCAN.

 Son días de alta tensión política y económica, con la carrera presiencial entrando en definiciones en medio de una negociación delicadísima del TLCA. Dos temas que golpean de lleno en el sector empresarial.

De estos temas platicó Juan Pablo Castañón en entrevista con La Política Online. El empresario sinaloense ha sido una figura clave en la IP en los últimos años, desde 2012 al frente de los empresarios como presidente de la Coparmex y desde 2015 asumió este rol, pero desde el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Ahora sobre la mesa esta de nuevo la discusión por el aumento al salario mínimo. La Coparmex ha sido insistente en el tema y tiene una propuesta de incremento a 95 pesos. ¿Ustedes están de acuerdo?

Por su puesto que tenemos un consenso de que el salario mínimo tiene que elevarse, pero tiene que elevarse con sustentabilidad, con productividad, acompañado de políticas públicas, con responsabilidad para que no tenga efectos en la economía, en la inflación. Requiere de acuerdos entre los tres actores de la producción: gobierno, empresarios y los trabajadores.

Nosotros esperamos que en la Conasami haya un consenso para tener una decisión favorable. En qué medida y en qué momento, ellos lo tienen que determinar, tiene que ser un acuerdo. Vamos en ese sentido. Hemos dado muestras; la opinión pública tendría que reconocer lo que hemos trabajado en conjunto en salarios mínimos en los últimos cuatro años porque lo hemos hecho y hay estadísticas que así lo demuestran con datos duros.

El aumento del salario mínimo debe ir acompañado de políticas que permitan una mayor flexibilidad de las micro y pequeñas empresas y acordar que no complique a las empresas que ya han aumentado sus salarios de manera significativa.

En el sector privado todos estamos de acuerdo. No solo es un planteamiento de la Coparmex es un planteamiento de todo el sector privado. Solo que tenemos que respetar y acordar con los otros actores de la producción para que exista política publica que permita mayor flexibilidad en las micro y pequeñas empresas para mayor formalización y acordar un compromiso de que esto no va a tener una repercusión en las negociaciones contractuales de las empresas que ya han aumentado sus salarios de manera significativa a lo largo de los últimos 20 años. Eso estamos en el proceso del análisis y la Conasami lo tendrá que decidir pronto. Hay una voluntad pero hay una responsabilidad de que no afecte a ninguno de los actores y del producción porque nos quitaría competitividad.

Es muy importante que guardemos prudencia.

¿Cómo tendría que ser un incremento prudente?

Todavía se necesita que se generen los acuerdos. Sería irresponsable de mi parte decirlo así. Hay que esperar, hay que estudiar y se tiene que generar el monto y el tiempo para que esto sea efectivo, pero la voluntad está y esa es la realidad.

Haciendo un repaso de cómo han avanzado las mesas de negociación del TLCAN, ¿qué lectura hace al respecto?

Después de la cuarta ronda hemos tenido las propuestas de EU sobre algunos temas que nos parecen difíciles de concretarse porque atentan contra la competitividad de nuestro país y también de Canadá y es donde nosotros vemos difícil seguir procesando sin encontrar soluciones que permitan satisfacer los intereses de los tres lados

Hay que recordar que un tratado de libre comercio es para la competitividad de la región, no para un solo lado.

Nosotros aún tenemos una importante posibilidad de continuar con Tratado de Libre Comercio. Independientemnte del esfuerzo que hagamos en las siguientes mesas de negociación. Nosotros tenemos que continuar con un modelo de país y eso significa apertura, competitividad, innovación y fortalecer el estado de derecho adentro de México. Eso nos dará seguridad. Ese es el modelo que tenemos que seguir y evidentemente también da seguridad a todas instituciones que quieran venir a México.

Ante las tensas negociaciones se habla como un plan B del país abrir los mercados, pero este parece más un proyecto a mediano y largo plazo, porque incluso hay temas de infraestructura por resolver. Pero en el corto plazo, en lo inmediato, que pasaría en un escenario en que el TLCAN se viniera abajo. Cuál es el plan para hacer frente en el corto plazo ante una posible salida del TLCAN.

Los mexicanos tenemos que pensar en positivo y tenemos que ver dónde están nuestras oportunidades.

Irremediablemente el comercio con Estados Unidos y Canadá seguiría con un ímpetu muy importante porque somos vecinos y porque ya se han realizado muchísimas acciones que nos conectan, hay sinergias que ya están puestas en marcha.

Por otro lado, México independienemente del tratado, tiene que seguir en un modelo de apertura, de competitividad con el mundo. Y la siguiente etapa es la diversificación de los mercados para que más mexicanos estén dispuestos e interesados en exportar hacia países de oriente medio, de países de Asía, Sudamérica. A tener un TPP sin Estados Unidos y tener mayor apertura con el comercio internacional.

Nosotros tenemos que ver hacia adelante y ver lo que sigue para México. Con o sin tratado lo que sigue para México tiene opciones y oportunidades de crecimiento pero dentro del Tratado hacemos el máximo esfuerzo, independientemente de que hagamos el máximo esfuerzo de diversificación.

Pero de caer el TLCAN habría muchísima volatilidad, impactos cambuiarios, posiblemente eso también tendría impactos en la inflación y sería una cadena que terminaría impactando en todos ¿Qué estrategia hay para enfrentar esto?

En México tiene que haber más orientación hacia la ingeniería del gasto público para motivar, para asociarse, para generar proyectos en conjunto con la iniciativa privada de México y del mundo para alcanzar inversiones del 25% del PIB, eso significaría que pudiéramos crecer al 4% y pudiérmaos tener una generación de empleo de 1 o 1.2 millones de personas.

Ese es el siguiente paso para México y tendríamos que trabajar en ello, independientemente de si tenemos TLCAN o no, tenemos que trabajar en ello. Por eso digo que no se trata de planes de mediano plazo, se trata de lo que sigue para México, los políticos, los empresarios, los intelectuales tenemos que estar comprometidos en el modelo que sigue para México. Lo que sigue es continuar con la apertura, pero ahora tener una estrategia de diversificación y fortalecimiento interno. Tenemos retos muy importantes de generación de empleos, infraestructura y educación, en el sur sureste mexicano que está más rezagado que el resto del país. Tenemos que entrarle y tiene que haber un plan general acordado entre todos porque eso es lo que conviene para México. Es la siguiente etapa de desarrollar.

Necesitamos exponenciar las zonas económicas estratégicas, tenemos que hacer un plan integral de infraestructura para generar competitividad, tener infraestructura de gas en todo el sureste mexicano y un plan de educación en esa zona

Se trata de una visión de diez años que tenemos que construir con mucho esfuerzo pero con el acuerdo político de todos hacia el desarrollo económico del sur-sureste.

¿Cuáles son las chances de México en estas negociaciones y de lograr sacar a flote un buen TLCAN?

Tenemos que construir un escenario donde México salga muy bien librado y con una nueva plataforma de competitividad.

Hay que sostener y buscar socios que sí se interesen en hacer sociedad con nosotros. Tenemos que buscar ganar-ganar y esa es la estrategia. Buscar competitividad para los tres países. Estamos dispuestos a resolver las inquietudes de nuestros socios principales sobre generación de empleos e inversión con más comercio. No se puede limitar el comercio. Con el proteccionismo de ciertos sectores y áreas geográficas, no se abona la productividad. Tenemos que hacer el compromiso con los tres países para política pública que promueva la productividad de pequeñas, grandes y medianas empresas.

Hay posibilidades de que se extienda al 2018, ¿le preocupa este escenario al sector empresarial?

No preocupa, parece muy interesante porque cada uno delos partidos políticos tiene que votar y expresar hacia la opinión publica cuales son sus posturas hacia modelo de país que se quiere. Nos interesa dialogar con partidos políticos. Es una excelente oportunidad para dialogar y discutir,  para que en siguiente gobierno puedan preparase para el desarrollo del país.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.