Protestas19.12.2017(0)
En medio de "cacerolazos", Macri aprueba un recorte a las jubilaciones en Argentina
LPODespués de los disturbios, la clase media también salió a criticar la medida.

La jornada comenzó con serios disturbios en las inmediaciones del histórico Congreso en el centro porteño. Piedras, botellas, palos. Todo servía para arrojar contra la impactante presencia policial, esta vez a cargo del Jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, y no de la desgastada ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Pero con las horas, ese clima de enfrentamiento más enfocado en pequeños grupos de izquierda, mutó en una manifestación pacífica que terminó de instalar ese triste recuerdo de la crisis del 20o1: la clase media salía a hacer sonar sus cacerolas en las principales esquinas de la Ciudad de Buenos Aires y también en varios puntos del interior del país. 

Con una buena parte de la sociedad movilizada para oponerse a la reforma previsional que impulsa Mauricio Macri para ahorrarse -según sus propios cálculos- entre 80 y 100 mil millones de pesos, el Congreso seguía sesionando. 

Y tras 12 horas de debate, el Gobierno argentino sancionó la reforma, con el aporte clave de los diputados ligados a los gobernadores opositores, que habían garantizado su colaboración ante el Jefe de Gabinete Marcos Peña y del Ministro del Interior Rogelio Frigerio. 

Aún así, Cambiemos -el partido de Macri- sólo consiguió 127 votos positivos, dos menos que la mayoría simple, contra 116 en contra y dos abstenciones. Le alcanzó porque muchos diputados disconformes con la ley ayudaron con el quórum, como el salteño Javier David, quien cerró el debate por el interbloque de los gobernadores, pero votó en contra.

Mauricio Macri, presidente de Argentina.

Lo hicieron a favor los diputados cercanos al mandatario corbobés Juan Schiaretti (4), al misionero Hugo Passalacqua (4), al entrerriano Gustavo Bordet (2), a la catamarqueña Lucía Corpacci (2), al salteño Juan Manuel Urtubey (ayudó con 2 de sus 3), al chaqueño Gustavo Peppo (con 1 de sus 2) y al neuquino Omar Gutiérrez (1). El peronismo estaba ayudando desde la oposición a Macri.

Un dato: entre los ausentes en la votación estuvo Daniel Scioli -el ex candidato presidencial que compitió en segunda vuelta con Macri- que había aparecido al inicio de la tarde. Confirmando así el anticipo de LPO, de su evidente acuerdo con el oficialismo. Ya en la fallida sesión del jueves pasado cuando el kirchnerismo se jugó todo, se había ausentado y cuando le pidieron explicaciones contestó: "Yo soy un hombre de paz, estoy para la concordia no puedo ir en medio de la violencia".

La oposición intentó levantar la sesión varias veces pero Cambiemos siempre estuvo atento para reunir su mayoría y continuar con el debate. Hubo tres votaciones durante las primeras horas del debate y otra de madrugada, impulsada por Graciela Camaño. Nunca se logró una mayoría para frenar la sesión.

Protestas con cacerolas

Los caceroleros salieron a protestar contra la reforma previsional que impulsa el Gobierno, en un hecho inédito contra Mauricio Macri, que históricamente tuvo las cacerolas a su favor. Es verdad que las protestas fueron de muchísima menor envergadura de aquellas que enfrentó Cristina Kirchner, pero igual sorprendió la reacción de una clase media hasta ahora muy fiel a Cambiemos, que acaba de ganar las elecciones en todo el país hace dos meses.

La volatilidad de la clase media argentina es una medicina amarga que probaron varios de los líderes que inicialmente tuvieron su apoyo, pero igual impactaba este lunes por la noche el ruido de las cacerolas en barrios porteños muy macristas como Belgrano, Recoleta, Barrio Norte, Caballito, Colegiales, Saavedra, Palermo y Nuñez, entre otros.

Incluso se empezó a juntar gente en la Plaza del Congreso que luego de la batalla de este lunes quedó cortada por un doble vallado. También se movilizaron a Plaza de Mayo y cortaron puntos centrales como Callao y Corrientes, Córdoba y Billinghurst y se manifestaban en esquinas emblemáticas de las protestas contra Cristina como Callao y Santa Fe, santa Fe y Scalabrini Ortiz, Las Heras y Pueyrredon, Baunes y Olazabal en Villa Urquiza.

El ex candidato presidencial Daniel Scioli estuvo un rato en el Congreso y luego colaboró con su ausencia.

La confusión que se generó por la espontaneidad de las protestas fue tal, que en la Rosada no podían garantizar al comienzo si los cacerolazos eran en contra o a favor del Gobierno.

Pero los cánticos fueron determinantes: "Macri basura, vos sos la dictadura", se escuchó tanto en Corrientes y Scalabrini Ortiz como en la zona del shopping del Alto Palermo, en donde el PRO arrasa en las urnas desde más de una década.

"Los viejos no se tocan", fue otro de los cantitos que se repitió en las esquinas porteñas, en un claro mensaje contra el proyecto que estaba siendo tratado esta noche en Diputados.

En Callao y Corrientes, en tanto, LPO pudo hablar con votantes de Macri desilusionados. "Yo lo voté, soy un cuatro de copas, puse en todos los grupos, en todos los portales que había que votarlo y sacar a los chorros y ahora no puedo pagar los impuestos", dijo un anciano a este medio.

"Me dicen que me tengo que conformar con 550 pesos, me quieren matar", agregó una señora.

La irrupción de desencantados del macrismo, como era esperable, fue muy festejada en las redes por los kirchneristas, con bromas de distinto tipo como el randazzista ex intendente de Chivilcoy, Anibal Pitelli, que posteó en Twitter una foto de una columna que salía de Palermo Chico hacia el Congreso con el siguiente texto: "Caminando al Congreso. Espero me den los 300 pesos, el chori y la coca que me prometió la puntera de Cabello y Lafinur".

La policía con motos impidió inicialmente que caceroleros que venían por la calle Solís se juntaran con los que se manifestaban en la destruida Plaza del Congreso, pero finalmente se corrieron y la manifestación en el mismo lugar durante toda la tarde se desató una batalla campal, terminó confluyendo, con la idea de avanzar luego hacia Plaza de Mayo.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.