Energía24.01.2018(0)
Jaime Hernández busca inversores en NY para salir al mercado con la Fibra E
LPOCFE organiza Road Show en EU para atraer recursos en el negocio de transmisión de energía eléctrica.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) será la primera empresa que podrá gozar de la Fibra E, este instrumento que en 2015 anunció el Gobierno para inversionistas que buscan participar en el sector energético. Ya se están ajustando los últimos permisos ante la BMV y ahora el director general Jaime Hernández viaja a Nueva York para promover este nuevo instrumento.

Este Fideicomiso de Inversión en Energía e Infraestructura (Fibra E) es un instrumento mediante el cual se emiten Certificados Bursátiles Fiduciarios de Inversión en Energía e Infraestructura (CBFEs), a través de la BMV.

A finales del año anterior, la empresa productiva del estado presentó la solicitud a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) para su salida al mercado. Ahí, señala que en un inicio, "invertirá, en un inicio, en ciertos derechos, que de forma indirecta, lo exponen al negocio de transmisión de energía eléctrica, manteniendo la opción de adquirir una participación en subsidiarias o filiales de CFE de otros negocios del sector eléctrico, tales como la generación y distribución de energía eléctrica".

El objetivo principal con los recursos que se obtengan tras la Oferta Pública de CBFEs, será para modernizar y expandir la red nacional de transmisión. El fideicomiso será administrado por CFECapital, una empresa filial.

Ahora  Hernández busca sumar interesados. En Nueva York, este día lleva a cabo su road show para presentar el proyecto ante inversionistas que podrían participar, esperando concluir este proceso el próximo 7 de febrero.

Los líderes de la oferta son Goldman Sachs que dirige Manuel Camacho y Jorge Comode y Evercore con Augusto Arellano al frente. Apoyarán BBVA Bancomer, Santander, así como Morgan Stanley que comanda Jaime Martínez-Negrete y Barclays  que en México gerencia Raúl Martínez-Ostos.

Hay que recordar que las Fibras, surgieron en el mercado como un vehículo de inversión que busca captar recursos  para comprar bienes raíces y derechos sobre rentas y, a cambio, reparte el 95% de lo obtenido por el arrendamiento entre sus tenedores de certificados (algo así como las acciones), a través de los dividendos.

En este caso, fueron pensadas como una herramienta para impulsar la inversión en la infraestructura, con la complejidad de no tener un símil fuera del país y que se lanza en un mercado naciente. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.