Casa Blanca12.05.2018(0)
Sanders fúrica por nuevas filtraciones de su staff
La secretaria de prensa de Trump regañó a su gabinete por haber costado un triunfo mediático a la Casa Blanca el jueves y viernes.

 Si algo ha caracterizado a esta Casa Blanca, además del caos y la entrada y salida de funcionarios, son las filtraciones que desde el día uno ha llegado a las primeras planas de los diarios. Ayer durante una reunión con el equipo de comunicación esta fue precisamente la queja de la secretaria de prensa Sarah Sanders. "El jueves debió ser un gran día para la Casa Blanca", protestó Sanders, refiriéndose a la llegada de los norteamericanos que el régimen norcoreano liberó una noche antes, sin embargo, se quejó la funcionaria, la más reciente filtración ocupó todo el lugar en los medios y le arrebató al presidente un ciclo de noticias que debió ser, como rara vez suele ocurrir, positivo.

El jueves se supo que una funcionaria de la Casa Blanca, Kelly Sadler, hizo un comentario insensible durante una reunión de staff con el vicesecretario de prensa Raj Shah. "No importa, de cualquier modo, ya se va a morir", dijo la staffer en referencia al senador John McCain, quien padece cáncer terminal en el cerebro. La funcionaría estaba respondiendo a la decisión de McCain de oponerse al nombramiento de Gina Haspel, nominada por Trump para conducir la CIA.

El comentario recibió criticas inmediatas de congresista, periodistas y de la propia familia del senador. La esposa de McCain, Cindy, envió un tuit a Sadler pidiendo que recordara que "mi esposo tiene una familia, 7 hijos y 5 nietos". De acuerdo con reportes, Sadler se comunicó con la señora McCain para pedirle una disculpa por el comentario.

Durante la conferencia de prensa de ayer Sanders se negó a disculparse a nombre de la administración. De acuerdo con las filtraciones de la junta donde regañó al equipo de comunicaciones, Sanders dijo que el comentario había estado mal pero que no era razón para filtrarlo a la prensa y que el asunto debió resolverse "en casa".

"Estoy segura de que esta conversación se va a filtrar también, y eso es asqueroso", dijo Sanders a su equipo. La directora de comunicación estratégica Mercedes Schalpp también se unió a la condena por las filtraciones durante la reunión y dijo "Pueden poner esto en el récord: yo apoyo a Kelly Sadler".

Una fuente dijo a Axios que "el punto [de Sanders] era que cuando un miembro del equipo es públicamente atacado por otro miembro del equipo, eso es inapropiado y el equipo debería apoyar a los que sufren las filtraciones".

Trump se ha quejado en innumerables ocasiones de las filtraciones de su administración. El peor momento fue cuando existía una guerra interna entre el estratega Steve Bannon, el entonces Jefe de Gabinete Reince Priebus, Jared e Ivanka, hija y yerno del presidente. Las cosas mejoraron con las salidas de Bannon y Priebus, sin embargo, la información sigue fluyendo hacía los reporteros y corresponsales en Washington.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.