Mariana Benítez29.05.2018(0)
"¿De qué lado está AMLO, a favor de los delincuentes o las víctimas?"
Por Jesús Pérez GaonaLa vocera del war room del PRI recibió a LPO para analizar la campaña de Meade.

La vocera del equipo de campaña de José Antonio Meade no tiene un respiro para descansar. Sale de cabinas de radio para ingresar a un set de televisión mientras responde en su teléfono la llamada de un periodista.

Subprocuradora Jurídica y de Asuntos Internacionales en la época de Jesús Murillo Karam y actualmente diputada federal por el estado de Oaxaca, Mariana Benítez Tiburcio recibió a LPO en su oficina frente a Insurgentes para conversar sobre el proceso electoral y el balance del PRI ante la poca alentadora tendencia en las encuestas presidenciales.

¡Cómo no preguntarlo, Mariana! ¿No te parece que el caso de Nestora Salgado podría afectar a la campaña de Meade?

No. Afecta, en todo caso, a la campaña de Andrés Manuel, porque confirma su doble moral. Confirma que Morena es un recogedor de personajes cuestionables -por decir lo menos- como Napoleón Gómez Urrutia, o como la propia Nestora Salgado.

Al contrario, me parece que José Antonio Meade puso un tema central, y lejos de hacerle daño, yo creo que pues ha sido el más vocal y el más consistente en decir: "A ver de qué lado está Andrés Manuel en este punto, de los delincuentes o de las víctimas".

Porque por un lado dice: "México requiere paz, las víctimas de los delitos merecen vivir en paz". Pero, por otro lado, pareciera ignorarlas cuando habla de amnistía. Parece pasarlas por alto, sus testimonios, lo que vivieron, sus sufrimientos, cuando él postula al Senado a una mujer que está señala -con procesos abiertos- por las propias víctimas de haber recibido privación ilegal de la libertad. Hubo vejaciones, maltratos, golpes, trabajo forzado en un esquema supuestamente de reeducación.

La campaña de AMLO confirma su doble moral. Confirma que Morena es un recogedor de personajes cuestionables -por decir lo menos- como Napoleón Gómez Urrutia, o como la propia Nestora Salgado.

¿Entonces, en tu opinión, ella no es una víctima?

Ella no es una víctima, desde luego. Se está tratando de victimizar. Está tratando de voltear el mensaje en los medios de comunicación. Pero me parece que antes de victimizarse, ella tendría que hacer una reflexión de los abusos que cometió cuando ella era la líder de estas policías comunitarias, y en todo caso, encarar los procesos que todavía están pendientes.

Así, se confirma lo que José Antonio Meade dijo: sobre la consciencia de Andrés Manuel estará llevar a una persona insisto que de menos está implicada en procesos penales, acusada de haber cometido de secuestro en perjuicio de 48 personas, incluyendo menores de edad.

Morena argumenta que el PRI no ha entendido que la postulación de Nestora es similar a la candidatura de José Manuel Mireles: un reconocimiento a las luchas de los pueblos que se organizan en contra de la inseguridad.

Si fuera un luchador o luchadora que no tuviera procesos penales, nosotros no tendríamos nada que decir. Morena está en absoluto derecho de postular a quien quiera, siempre y cuando no lleve al Senado a personas que estén sujetas a procesos abiertos. 

En el caso de Nestora, son tres procesos abiertos, donde no se ha dictado una sentencia definitiva. Ellos argumentan que ya un juez les dio esa exoneración. Perdón, pero hasta que no se terminen todas las instancias judiciales, hasta que no termine un Tribunal de Apelación de resolver de fondo, pues se podría decir que no es una cosa juzgada.

No tenemos ese diagnóstico tan drástico que traen las encuestas. Pueden estar fallando todas al mismo tiempo. De verdad. Hay muchos indecisos y hay un número importante que no quieren decir por quién votarán, por muchas razones.

¿No resultó contraproducente poner este tema en la mesa, puesto que Meade se ha enganchado en él y sobre el PRI no se habla de otra cosa?

Correcto. Pero creo que Nestora está tomando vuelo en estos últimos días donde hay declaraciones cruzadas, donde inclusive activistas o gente de la sociedad civil como Isabel Miranda de Wallace y Alejandro Martí, han salido a defender a las víctimas. Porque además hay que reconocerles algo: ellos dos vienen dando seguimiento a este caso desde el 2015. No es algo de moda, que en la ola se suben y toman partido. No.

Haciendo un balance de las encuestas presidenciales, hasta hoy AMLO estaría arriba en 28 estados y el Frente en los cuatro restantes. A poco más de 30 días, ¿cuál es la lectura en el PRI?

Yo te puedo decir que, primero, nosotros no tenemos ese diagnóstico tan drástico. Ciertamente hay muchas encuestas. Tenemos otras. Simplemente hace dos semanas salió GEA y salió otra en El Heraldo de México donde nos ponen a nueve puntos de distancia de Andrés Manuel. Ahora, llama la atención la gran disparidad de las cifras que muchas veces traen unas encuestadoras y otras.

Alguna tendrá que equivocarse y alguna tendrá que acertar...

O todas fallar. De verdad. Si nosotros viviéramos esta campaña aferrados a lo que dicen las encuestas, estaríamos verdaderamente deprimidos porque un número importante nos ponen... es decir, deprimidos por las encuestas que nos ponen tan mal y alentados por las encuestas que nos ponen en un competitivo segundo lugar y creciendo.

Nosotros consideramos que esos indecisos y ese voto oculto le pueden dar la victoria a Meade. Estamos muy tranquilos.

Nosotros, si bien respetamos a los encuestadores, tenemos que batallar con todas estas encuestas, algunas de Massive Caller que son una absoluta farsa. ¿Por qué? Pues pretenden pegarle en la percepción de las personas. Pero nosotros no nos dejamos llevar por eso. Insistimos, como lo ha venido diciendo José Antonio: la elección se gana en las urnas. Si se ganara en las encuestas, pues ahí sería una guerra de a ver quién le paga mejor a las encuestadoras. Pero no es el caso.

Y han empezado a surgir muchos estudios para medir dónde están los indecisos, porque también llama la atención el número de indecisos que traemos. Te puedo decir que estamos en un 20 a 25% de indecisos, pero hace una semana salió la encuesta de El Financiero donde se reportó un 38% de indecisos. No me lo creían en un debate hasta que mostré la foto.

Entonces, ¿qué te quiere decir esto? Que hay un número importante que no quieren decir por quién votarán, por muchas razones. Incluso ayer Luis Rubio hizo un análisis sobre la existencia de un voto oculto, "y hay que saber por qué la gente no lo quiere compartir". Porque es políticamente incorrecto votar por un partido. Porque a la gente no le gusta compartir su voto, pero ya sabe por quién va a votar. O porque desconfía de los encuestadores, no saben si vienen de Morena, del Frente o de otro partido.

Y todo eso cuenta. Y nosotros estamos tranquilos, nuestro candidato ha venido creciendo.

¿Estás diciendo que ven la posibilidad de triunfo a través de los indecisos y del voto oculto?

Por supuesto. Con eso estamos trabajando.

Es curioso que en diálogo con LPO, Jesús Ortega confesó que la apuesta del Frente para vencer a AMLO es precisamente buscar el voto de los indecisos.

Bueno, a ver... Si ya tienes un voto duro, que está contigo, pues lo que tienes que hacer es ir a convencer a los que no están contigo. Y la verdad es que la campaña de José Antonio Meade ha ido desde el principio a convencer a todos. Pero sabemos hay un voto que ya está definido en los partidos. Entonces, mal hiciéramos en estar convenciendo, por ejemplo, a los seguidores de Andrés Manuel, que se mueren en la raya con él; vamos a trabajar con aquellos que les generan mucha duda e incertidumbre Andrés Manuel, y desde luego ven con sospecha a Ricardo Anaya, que ha quedado muy claro en esta campaña que el corrupto y mentiroso es él; tenemos que convencer a los que no están seguros de votar por nosotros para que se vengan con nosotros.

Anaya ha quedado muy señalado como corrupto y mentiroso. Tenemos que convencer a los que no están seguros para que se vengan con nosotros. A los seguidores de AMLO no se los puede convencer: mueren en la raya con él.

Mi conclusión es que la elección no está definida, la gente sí se la está pensando y ahí es donde José Antonio Meade puede aprovechar estos 40 días para convencer a la gente que es la opción de un cambio, porque por su puesto que él ha reconocido los errores del pasado, pero es una opción de cambio que sí nos puede llevar a ser una potencia, a ser un país que mire hacia el futuro, y no un país que ofrezca cancelar la Reforma Educativa, cancelar el Proyecto del Nuevo Aeropuerto, cancelar la Reforma Energética, desconocer a las víctimas, pero sí otorgarles un diálogo y garantías a los delincuentes.

Y hablando de convencer a los no-convencidos, ¿cómo van las negociaciones con Margarita?

Ah, no, no te podría decir que hay una negociación, lo que te puedo decir es que ha habido un contacto, un acercamiento no sólo con Margarita Zavala, sino con su equipo, porque los conocemos, nos conocemos. No puedo hablo de una negociación, porque no me consta. Lo que sí es que hemos estado en una campaña donde nos habíamos visto todos los días, donde hay conversaciones. Y la política es eso: tender puentes, platicar, dialogar. Y las puertas están abiertas, ya lo ha dicho José Antonio Meade, y a aquí son bienvenidos.

¿Cuál es el estado del apoyo, de la asistencia, e incluso de los planes de Los Pinos en la campaña de Meade Kuribreña? ¿Qué les han dicho en el war room?

Tendrías que preguntarles a los voceros de Los Pinos. La verdad es que yo no puedo hablar por Los Pinos, ni por el Presidente. Y yo no he tenido contacto con gente de Los Pinos.

Sin embargo, se ha notado al presidente abiertamente en campaña...

Bueno, el presidente creo que tiene derecho de compartir su visión sobre temas muy concretos. Desde una visión, por ejemplo, de la educación; desde proyectos estratégicos que él condujo como el Nuevo Aeropuerto y por supuesto que sí fija una posición. Tampoco creo que se deba esperar a presidente mudo absolutamente. Eso no pasa en otros países.

En Estados Unidos van más allá, el presidente que se quiere reelegir hace campaña desde la presidencia y nadie se escandaliza. Digo, es muy su sistema.

Peña Nieto tiene derecho a opinar de ciertos temas de campaña que tuvieron que ver con su Gobierno. ¡Qué mejor que sea así, de manera abierta, a que tuvieras un Presidente que de manera oculta sea el máximo operador político!

Tampoco nos vayamos al extremo donde tiene que ser absolutamente indiferente el presidente Peña, y digamos, el presidente en general. Y el presidente Peña sí ha sido muy respetuoso, pero me parece que sí tiene el derecho de fijar posición, sobre todo en temas que tienen absolutamente que ver con decisiones de gobierno que él ha tomado, como las reformas, y que contrastan con algunas propuestas que se han hecho. Si lo viéramos opinando de los memes, del caso Nestora, por ejemplo, eso es otra cosa. Es decir, ¡qué mejor que sea así, de manera abierta a que tuvieras un presidente que de manera oculta sea el máximo operador político!

Entonces, no caigamos en el exceso de pedir que sea una momia el presidente de la república en tiempos electorales. Creo que ha sido muy respetuoso de las reglas de la contienda. Es decir, no ha sido el tema de la campaña el presidente, hasta los candidatos -sobre todo Andrés Manuel- le han reconocido que ha sido respetuoso. Claro, un día dice una cosa y otro día dice que ya se reunió el presidente Peña con no sé qué empresario.

Algunos dicen que a Meade le falta carisma. ¿Peña quiere desbordar de nuevo aquello que imantó a los ciudadanos en 2012?

No. No. Yo creo el presidente está pensando en cerrar bien, de manera correcta su sexenio. Yo creo que no lo vemos arremangado operando la campaña, por supuesto que lo niego. Lo veo en los temas que importan. Estamos en medio de una negociación importantísima para nosotros como el TLCAN. Y lo sigo viendo trabajando.

Y mi interpretación muy personal es ver a un presidente Peña que sabe ya son sus últimos meses, que quiere dejar muy claro el legado que hizo, que se valore ya sin apasionamientos y sin darle un tufo electoral lo que ha sido su presidencia. Ha reconocido errores, por ejemplo, más que errores, faltantes en el tema de seguridad, pero ha sido muy insistente en decir: "Estamos tan mal que este ha sido el sexenio que más empleos se han creado en la historia de las últimas décadas".

A ver, pongamos en su justa dimensión no los logros de Peña sino de este gobierno que implican órganos autónomos, y el Congreso, con el que se trabajó, sin querer arrogarse la atribución de que él hizo todo.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.