Energía10.06.2018(0)
Trump ya exigió tomar medidas inmediatas para la reactivación de las plantas nucleares en EU
LPOEncargó a su secretario de Energía, Rick Perry, iniciarlo. Argumenta ‘seguridad nacional'. Los retos.

 Además de potenciar a Estados Unidos como el mayor productor de hidrocarburos en el mundo, ahora Rick Perry, secretario de Energía, tiene la misión de tomar "medidas inmediatas" para reactivar las plantas nucleares y de carbón del país, lo que representaría una intervención sin precedente en los mercados energéticos de ese país.

Hace meses se sabía la intención del presidente estadounidense de este proyecto, con la finalidad -como argumenta en gran parte de sus medidas- de mantener la seguridad nacional, para lo que propuso una inyección de hasta 8,000 millones de dólares.

El proyecto se dio a conocer luego de que la prensa estadounidense filtrara el memo Trump pide la acción federal para "detener las jubilaciones prematuras de la generación de combustible seguro", refiriéndose a las plantas de carbón y nucleares que han luchado por competir contra el boom del gas natural y las fuentes de energía renovables como la eólica y la solar.

Trump consideró en un comunicado de la Casa Blanca que el cierre inminente de instalaciones de energía "está llevando a un rápido agotamiento de una parte crítica de la combinación energética" de Estados Unidos e "impactando en la solidez" de su red eléctrica.

Otra medida controversial

Pero ¿sería viable? Como suele pasar con las medidas del magnate ocupante de la Casa Blanca, esta no es una excepción y divide opiniones. En este caso, hay aspectos que los especialistas defienden, sin embargo, también hay intereses que representan un reto para lograr echar a andar el ambicioso proyecto.

En diálogo con La Política Online, el Dr. Julio Herrera del Instituto de Ciencias Nucleares, es una propuesta necesaria. Aunque resalta que en realidad, es una mentira el declive de las plantas nucleares en ese país, pues explica que el 20% de la energía eléctrica de ese país proviene de ahí. "Y ese 20% es mayor que el de muchos otros países. En Francia, por ejemplo, se ocupa el 71.6% y aún así, es menor que el porcentaje en Estados Unidos", señaló.

Actualmente, en el país existen 451 plantas y se construyen actualmente dos rectores nuevos. "Es falsa la idea de que la energía nuclear está desapareciendo y también que las energías renovables están sustituyendo a las fósiles", expone el analista.

También explica que Occidente se está rezagando en cuestión de energía nuclear. El especialista es defensor en este sentido, pues asegura que es más limpia, aunque reconoce que requiere un mayor sentido de responsabilidad, sin olvidar accidentes que han trascendido a la historia como el de Fukushima o el de Chernobyl, pero asegura que la seguridad ha avanzado mucho en se sentido.

En ese sentido, reconoce que puede haber mucha resistencia por parte de la población, en cuyo imaginario existen estas tragedias y eso, representa un gran reto para el mandatario estadounidense.

También, que requieren altos costos, pues están plantas tienen una vida finita: "Eso quiere decir que en un momento tiene que ser desmanteladas, lo que requiere un costo. Esas plantas tendrían que ser reemplazadas y al ser reemplazadas se necesita una tecnología más moderna. Se trabaja en reactores de cuarta generación (en diseño) que es más viable cerrar el ciclo de combustible. Se tiene que pensar en la disponibilidad del combustible a un futuro largo".

Sobre tema de costos, existe precisamente una objeción por parte de los fabricantes, los agricultores y otros consumidores de electricidad también se oponen al plan, objetando los mayores costos de energía que resultarían del plan de rescate propuesto.

A pesar de pronunciarse a favor, el especialista de la UNAM no descarta que haya intenciones políticas. Por ejemplo, recuerda que Trump busca siempre revertir las medidas de su antecesor, Barack Obama y que ha sido crítico a su política de energía renovable.

Otro ejemplo de trasfondo político, es el dato que publica la agencia EFE, pues expone que detrás de este proyecto de Trump está salvar unas industrias deficitarias que en campaña prometió proteger y que hasta la fecha han seguido cerrando y perdiendo empleos, según datos de la prestigiosa organización ambiental Sierra Club.

Por su parte, una coalición de empresas de energía solar, eólica, gas natural y de petróleo denunciaron hoy en un comunicado que la medida que sopesa el Gobierno de Trump es "legalmente indefendible" y que repercutiría al alza en la factura de los consumidores.

Por ejemplo, la eléctrica PJM Interconnection, que opera una red que da servicio a 65 millones de estadounidenses en el este del país, aseguró que su sistema es "más fiable que nunca".

En contraparte, Murray Energy Corp., la compañía de carbón de propiedad privada más grande del país, elogió el anuncio de la Casa Blanca. Su presidente, Robert Murray, dijo que Apoyamos todos los esfuerzos para garantizar la seguridad del suministro de energía eléctrica de nuestra nación

Otro que aboga por la acción federal se encuentra Jeff Miller, un recaudador de fondos del GOP bien conectado que se ha desempeñado como asesor de Perry y otros republicanos y dirigió la fracasada campaña presidencial de Perry en 2016.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.