Voto 201830.06.2018(0)
Nerviosismo de petroleros: AMLO sigue sin dar señales para la dirección de Pemex
LPOArturo Herrero, Mario Delgado, Fluvio Ruiz, Adolfo Hellmund. Los nombres que circulan pero no se confirman.

En apenas 24 horas se conocerá quién será el próximo Presidente de México. Las encuestas marcan una ventaja muy amplia en favor de Andrés Manuel López Obrador, que lleva casi un semestre liderando los sondeos muy por encima de Ricardo Anaya y José Antonio Meade. Los mercados esperan ansiosos la confirmación para empezar a despejar algunas incertidumbres.

Como ya explicó LPO, varias de las dudas que se manejan en el mundo financiero están relacionadas con la Reforma Energética, en donde fondos de inversión tienen depositados grandes inversiones en los pozos que se licitaron. Por eso, para ellos será clave conocer quiénes serán los directores de Pemex y CFE.

Este medio reveló uno de los candidatos más fuertes para la Comisión Federal de Electricidad. Se trata de de Carlos Andrés Morales Mar, un hombre de perfil bajo por estas tierras.Morales Mar es un íntimo amigo de Dante Delgado, y actualmente ocupa la Presidencia del Consejo Estatal de Morena en Veracruz. Es ingeniero mecánico y tiene una larga trayectoria en el mundo energético, sobre todo como representante de empresas de esa región.

Ahora cercano a Rocío Nahle, futura Secretaria de Energía en caso de que se confirme la victoria de López Obrador, Morales Mar tiene un pasado recordado en torno a la "defensa del petróleo" cuando se lanzó la Reforma Energética.

La gran pregunta que sigue generando incertidumbre es quién será el hombre que comandará Pemex. Hay varios nombres que circulan, aunque todavía no hay certezas.

Uno de los mencionados es Arturo Herrera, un economista prestigioso que trabaja como mano derecha de Carlos Urzúa, el nominado para la Secretaría de Hacienda. De no ser subsecretario, es muy probable que recale en Pemex.

El senador Mario Delgado es una carta fuerte, aunque ya tiene tareas asignadas para la transición en San Lázaro. Dentro de los economistas que asesoran a López Obrador es de los más cercanos al mercado. Egresado de la ortodoxa ITAM -de donde proviene la tecnocracia mexicana-, fue secretario de Finanzas de la Ciudad de México durante la gestión de Marcelo Ebrard, sucesor de AMLO en la ciudad.

También se menciona a Fluvio Ruiz para conducir la petrolera de bandera mexicana. Ruiz es un ex consejero "independiente" de Pemex, muy ligado a Lazaro Cardenas Jr., nieto del mítico ex presidente que nacionalizó el petróleo de México.

Por último se sumó a la lista Adolfo Hellmund, muy cercano a Rogelio Ramírez de la O y que ya fue postulado por AMLO como secretario de Energía en la elección del 2012, que perdió ante Peña Nieto.

Hellmund en una entrevista exclusiva con LPO México se auto-excluyó de la puja por conducir Pemex, pero está claro que si AMLO le pide que ocupe ese lugar, lo aceptará.

La herencia

En una reunión en Londres, antes petroleros y fondos de inversión, José Antonio González Anaya, ex titular de Pemex y actual Secretario de Hacienda, explicó que para extraer petróleo de aguas profundas -donde México tiene grandes reservas inexploradas- se necesitan casi tres veces los fondos que ya se están utilizando para el Nuevo Aeropuerto. "Imagen que ese dinero Pemex no lo tiene", fundamentó, en una de sus tantas defensas a la Reforma Energética.

No habrá espacio para que Pemex se endeude para invertir en proyectos de perforación y exploración. Por eso es tan importante conocer la posición final de López Obrador con respecto a la Reforma Energética

Sus palabras escondían otra situación: la enorme debilidad que atraviesa financieramente, y desde hace años, la petrolera mexicana. Una mirada rápida sobre sus niveles de deuda muestran esa fragilidad.

Marco Oviedo, economista en jefe de Barclays recordó que la deuda externa del gobierno federal al primer trimestre de 2018 suma US$ 94,000 millones, que equivale a casi 3.8 puntos del PIB. No parece grande: ahora, cuando se suman las deudas de Pemex y CFE ese monto alcanza los US$ 200,000 millones, equivalente a 8 puntos del PIB. "Quiere decir que Pemex, con 105 mil millones, duplica en automático la deuda", explica Oviedo.

"No habrá espacio para que Pemex se endeude para invertir en proyectos de perforación y exploración. Por eso es tan importante conocer la posición final de López Obrador con respecto a la Reforma Energética, y saber si seguirá apostando a las alianzas con otras petroleras que sí dispongan de esa capacidad de inversión", fundamentó el economista.

Oviedo afirmó que si se frenan los actuales contratos, el impacto por el retiro de la inversión y la respuesta que pueda tomar Pemex para suplir esa merma en producción petrolera, podría significar hasta dos puntos más de deuda en PIB. "Es necesario que la nueva administración de Pemex y el Gobierno sigan implementando la reforma energética, siguiendo con los grandes consorcios", concluyó.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.