Voto 201801.07.2018(0)
Aplastante triunfo de AMLO, que sumaría otros 5 gobernadores
LPOSuperó el 50% de votos. Tendrá robustas bancadas en el Congreso. Ganó también en CDMX, Chiapas, Morelos, Tabasco, Veracruz .

Se repitió hasta el hartazgo que las encuestas no reflejaban la realidad. Nobleza obliga, habrá que reconocer que esta vez sí hubo coincidencia de los pronósticos con los resultados oficiales. México tiene un nuevo presidente electo y, como se preveía, será Andrés Manuel López Obrador. El tabasqueño arrasó en gran parte del país, con niveles de votación que llegaron hasta el 50% en algunas entidades.

Y en su primer discurso, desde el Hilton, con una pantalla que versaba "Gracias México, no les voy a fallar", el tabasqueño se centró en despejar dudas sobre un gobierno populista o chavista. "El nuevo proyecto de nación buscará una autentica democracia. No apostamos a construir una una dictadura abierta o encubierta", dijo. 

Fue también un llamando a la reconciliación nacional, en donde reconoció la reacción que tuvo el Presidente Enrique Peña Nieto ante su triunfo, así como de sus contrincantes y reafirmó: "Los cambios serán profundos, pero con apego al orden legal establecido". 

El mensaje para el mercado no faltó. Ahí, reiteró que respetará la autonomía del Banco de México y mantendrá disciplina financiera y fiscal. También se comprometió a reconocer los compromisos contraídos con empresas y bancos nacionales e internacionales. Pero insistió que aquellos contratos de la reforma energética, serán revisados.

En su primer discurso, AMLO se centró en despejar los temores de un gobierno populista o chavista. No seremos una dictadura, ni encubierta ni abierta, dijo.

Más tarde, ante un Zócalo capitalino completamente lleno, el ex Jefe de Gobierno de la Ciudad de México prometió una transición ordenada "para que se mantenga la estabilidad económica y financiera". 

Además, confirmó a Carlos Urzúa y Alfonso Romo para el equipo de transición en materia económica. 

En asuntos internacionales, a Héctor Vasconcelos y Marcelo Ebrard. Tatiana Clouthier y Olga Sánchez Cordero en política interna. César Yáñez seguirá en comunicación 

El líder de Morena sumó gran parte de su caudal de votos en terruños claves para su histórico electorado, como la Ciudad de México, Estado de México y Chiapas. Pero también hizo una enorme elección en Puebla, Veracruz y gran parte del norte, regiones donde solía tener menor penetración.

La victoria de López Obrador generó un efecto derrame muy impactante en todas las disputas locales. Morena, una fuerza política muy joven, sumará también el control de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México -con Claudia Sheinbaum-, además de otros 5 gobernadores, primeros aliados para el tabasqueño en su desafío de construir gobernabilidad desde Palacio Nacional.

Se trata de Rutilio Escandón, que arrasó en Chiapas; Adán Augusto López Hernández, con otro triunfo aplastante en Tabasco; Cuauhtémoc Blanco en Morelos y las potenciales victorias más apretadas -pero igual de importantes- de Cuitláhuac García en Veracruz y Miguel Barbosa en Puebla, que por estas horas se debaten voto a voto.

La ola Morena fue arrasadora en la Ciudad de México. Sheinbaum no sólo le sacó una gran ventaja a su principal competidora, Alejandra Barrales, sino que también se quedaría con la mayoría de las 16 alcaldías. La Ciudad se pintó en su mayoría de marrón.

La altísima votación que obtuvo AMLO en la mayoría de las entidades le permitirá a Morena consolidar robustas bancadas en ambas cámaras. Todavía  -sin datos oficiales avanzado en el recuento- no se puede saber si tendrá mayoría en ambas cámaras. Habrá que esperar unas horas más.

El triunfo de López Obrador abre, además, un proceso de reordenamiento en los partidos más tradicionales de México. El PRI dejará otra vez Los Pinos, esta vez con una fuerte fractura interna. La "Vieja Guardia" del tricolor buscará recuperar el terreno perdido frente a una "Tecnocracia" muy herida por los resultados en una elección que, sin duda, será catalogado como de las peores de la historia.

En el PAN la situación no es muy distinta. Ricardo Anaya ya avisó que otros grupos del azules -gobernadores, Felipe Calderón y Roberto Gil Zuarth, entre otros- intentarán correrlo cuanto antes. Su proyecto de Frente no sólo no funcionó electoralmente, sino que además generó profundas grietas internas.

Otro de los grandes interrogantes que se abren para el próximo sexenio es la relación que se establecerá entre López Obrador y Donald Trump, justo en medio de las negociaciones del TLCAN.

Este medio adelantó que Robert Kraft, magnate y empresario deportivo, podría convertirse en el enlace de Trump con AMLO. El dueño de los Patriots de Nueva Inglaterra es muy amigo del presidente de EU, pero también cercano a Emilio Azcárraga, propietario de Televisa. Juntos cabildearon en la FIFA para lograr que el mundial de fútbol de 2026 se organice en México, EU y Canadá.

Azcárraga -ahora con diálogo mucho más cercano al círculo de AMLO- quiere que Kraft se convierta en una suerte de Jared Kushner para el próximo presidente de México, un enlace necesario para dos líderes con personalidad muy explosivas.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.