Negocios11.07.2018(0)
Se tensiona la relación entre Los Pinos y Oro Negro por una deuda de US$ 900 millones
LPOLa PGR se lanza contra la compañía por supuesto fraude con bonos.

La Procuraduría General de la República (PGR) investiga a la empresa de servicios petroleros Oro Negro por un presunto desvío del pago de rentas comprometidas con un acreedor que les prestó 900 millones de dólares para financiar cinco contratos de plataformas con Pemex.

Esta es la replica del Gobierno a la demanda que acaba de interponer Oro Negro contra Pemex y contra su director general Carlos Treviño. La apertura de un expediente contra la empresa es un lastre para la misma en pleno proceso de transición política. LPO pudo conocer que Elías Beltran consultó con Los Pinos antes de embestir contra la compañía.

Oro Negro alega que Pemex tiene algún tipo de acuerdo no oficial con acreedores de la perforadora que se encuentra en concurso mercantil. 

Los artífices principales de Oro Negro son Gonzalo Gil White, Francisco González Gil -ex secretario de Hacienda y consejero del Grupo Prisa- y Carlos Morales Gil, actualmente a cargo del negocio energético del Grupo Bal.

Desde su cargo de directivo de Pemex (durante la gestión de Juan José Suárez Coppel y Emilio Lozoya), Morales Gil le habría prometido excelentes condiciones de mercado a Gil White, quien provenía del mundo financiero. Básicamente esas condiciones tendrían que ver con los contratos de Pemex y sus plataformas de perforación.

Gil White reunió dinero de Afores, sumó fondos de inversión y en tiempo récord puso en marcha una compañía que sería protagonista de la reforma energética. Dos hechos frustraron ese destino dorado: Luis Videgaray eyectó a Emilio Lozoya de Pemex y el precio de la mezcla mexicana se desplomó a niveles históricos. Morales Gil dejó Pemex en 2014 y se reubicó cerca de los Baillères .

En los últimos días, cinco contratistas presentaron una querella contra la compañía y sus accionistas Gil White, Alonso del Val Echeverría, Édgar Rodrigo García y Laura Margarita Palacios, así como contra empleados del Deutsche Bank México.

Entre el 23 de abril de 2013 y el 18 de diciembre de 2015 Pemex Exploración y Producción adjudicó los contratos de arrendamiento de cinco plataformas a Primus, Laurus, Fortius, Decus e Impetus, subsidiarias de Oro Negro Drilling, por mil 100 millones 56 mil 737 dólares.

Para financiar la operación, Oro Negro Drilling emitió deuda a través de bonos que hoy ascienden a 900 millones de dólares; sus tenedores eran representados por Norsk Tillitsmann, hoy denominada Nordic Trustee ASA.

Según la carpeta de investigación FED/SEIDF/UEIDFF-CDMX/0000864/2018, el capital se entregó a las subsidiarias de Oro Negro Drilling para la adquisición de las plataformas marinas. De acuerdo con la denuncia, los cinco contratistas y los acreedores acordaron constituir el fideicomiso F/1695 en el Deutsche Bank México para recibir los pagos de los contratos con Pemex.

El acuerdo era que el dinero que ingresara se dispusiera para pagarle a Perforadora Oro Negro el IVA; cubrir los honorarios del fiduciario Deutsche Bank; abonar las rentas a las cinco contratistas, y pagar costos operativos y gastos de administración de Perforadora Oro Negro.

Las partes acordaron que, en caso de incumplir con las obligaciones contraídas, el 100 por ciento de las acciones de Primus, Laurus, Fortius, Decus e Impetus -que pertenecían a Oro Negro Drilling- serían transferidas a Nordic.

El 11 de septiembre pasado Perforadora Oro Negro presentó una demanda de concurso mercantil y 18 días más tarde las cinco contratistas se sumaron al proceso.

Las demandas significaron un incumplimiento al acuerdo de bonos, por lo que Nordic asumió el control de las dueñas de las plataformas. Los denunciantes señalan que, al revisar las constancias del concurso mercantil, descubrieron que Oro Negro no había pagado las rentas a las dueñas de las plataformas.  Por eso ahora la PGR quiere investigar por fraude a Oro Negro.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.