Argentina27.01.2017(0)
Guerra de espías en Argentina entre Cristina y Macri
LPO (Buenos Aires)Trascendieron escuchas de la ex presidenta donde trata de “pelotudo” al su ex jefe de Inteligencia.

Una bizarra polémica se instaló por estos días en la siempre atractiva política argentina. La ex presidenta Cristina Kirchner y su sucesor Mauricio Macri quedaron enredados en una guerra de espías que incluye filtraciones de escuchas telefónicas, revelaciones de pagos en cuentas suizas y hackeo de Twitters.

Todo comenzó cuando trascendió una escucha telefónica ordenada por la justicia federal a Cristina Kirchner, en la que la ex presidenta trata de “pelotudo” a su ex jefe de inteligencia, Oscar Parrilli, y le pide que “arme” denuncias judiciales contra el ex hombre fuerte de los espías argentinos, Antonio "Jaime" Stiuso, con el que se enfrentó luego de firmar el pacto con Irán y la muere sospechosa del fiscal que lo investigaba, Alberto Nisman.

UnUna vez que trascendió el audio, el fiscal federal Guillermo Marijuán, la denunció por abuso de autoridad, violación de deberes de funcionario público y falsa denuncia. Es que en la conversación con Parrilli, la ex presidenta le dice: "Empezá a buscar todas las causas que le armamos... No que le armamos, que denunciamos a Stiuso".

La charla comienza medio accidentada (ver video) porque la ex presidenta encuentra a su ex jefe de inteligencia, desorientado:

-Hola Oscar, comienza Cristina.

-¿Quién habla?, le responde Parrillo.

-Yo.

-¿Quién es yo?.

-Yo pelotudo, le responde molesta la ex presidenta y de inmediato le pide que busque todas las denuncias contra Stiusso.

Cuando los audios trascendieron, Cristina se indignó con Macri y dijo que era sometida a un espionaje ilegal y víctima de un “Watergate autóctono”, aunque en rigor las escuchas habían sido autorizadas por la justicia.

El amigo del Presidente

Pero casi en paralelo a este escándalo, el diario La Nación destapó otro que golpeó al actual jefe de inteligencia, Gustavo Arribas, un amigo personal de Macri, al punto que actualmente este ex representante de jugadores de fútbol vive en la vivienda particular del Presidente.

El diario publicó que Arribas recibió en una cuenta en Suiza pagos por más de u$s 600 mil dólares de la firma brasileña Odebrecht, presuntamente como pago de una coima para que la firma se quede con la obra de la construcción del soterramiento de todo el trayecto de una de las líneas de trenes que ingresan a Buenos Aires.

La minsitra de seguridad argentina, Patricia Bullrich.

Arribas negó todo y dijo que sólo había recibido 70 mil dólares en pago de un departamento que tenía en San Pablo, pero ya fue imputado por la justicia y hasta ahora no presentó la documentación prometida. El propio Macri fue consultado por este caso en una conferencia de prensa y respondió muy molesto que su amigo ya iba a presentar la documentación. Hasta ahora no lo hizo.

La diputada Lilita Carrió, una adalid de la lucha contra la corrupción e inestable aliada de Macri, no se anduvo con vueltas y denunció a Arribas ante la justicia. También dijo que la número dos de la agencia de inteligencia, Silvina Majdalani, le intervino ilegalmente su teléfono.

Para completar el sainete este miércoles le hackearon el Twitter nada menos que a la ministra de Seguridad de Macri, la ex diputada Patricia Bullrich. Allí la ministra -hackeada- anunció que renunciaba al cargo; se definió como “una borracha inútil” y trató al presidente Macri de “gato”, en un apelativo que rápidamente se viralizó en las redes sociales y convirtió al hashtag “Macri Gato” en trending topic.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.